lunes, 14 de enero de 2013

La hora del Quemadillo 60

Año nuevo vida nueva, así que para este año que empieza me propongo acabar con los vicios y malos hábitos que vengo arrastrando de mi vida anterior. Con enero empieza una nueva etapa. En este 2013 haré más ejercicio; sin dinero para el autobús, y mucho menos para pagarme un taxi, me pondré en forma recorriendo a pata cada rincón de la ciudad con mi deporte favorito, el de echar currículos en cada tienda, academia, supermercado, asociación, bar, restaurante, colegio, gasolinera, obra, iglesia, puesto de churros, museo o camión… Atrás quedaron los odiosos tiempos de vacas gordas en los que íbamos a ponernos en forma al gimnasio, ¿recordáis el olor a sobaquini que impregnaba toda la sala? Por fortuna hemos superado todo eso, somos la sociedad del progreso y ahora podemos respirar aire puro mientras hacemos ejercicio. Y sí, digo puro y cada vez más puro, porque a ver quién es el valiente que se atreve a llenar el depósito de gasolina. Yo creo que si trabajo duro podré llegar a ser incluso deportista profesional y ser la primera en elegir un puesto de lujo para pedir limosna en la calle Mantería. Sin duda, este será un gran año.

Para ayudar a mi puesta en forma este 2013, por cierto, empezaré también a cuidar mi alimentación; me han dicho que lo último en centros dietéticos son los bancos de alimentos, además de tener unos precios mucho más asequibles que los de Natur House, los tratamientos se realizan en grupo, de manera que no estar comiendo chocolate, pasta con bechamel, caviar francés con virutas de frambuesa y aroma de queso brie gratinado al horno con esencia de puerro o demás manjares se hace mucho más llevadero por el apoyo grupal. ¿Cómo no voy a recuperarme de los excesos navideños si acudo a los centros vanguardia en tratamientos de alimentación? Sin duda, este será un gran año.

Y cómo no intentarlo este año con el eterno propósito de dejar de fumar. Definitivamente quiero una vida sana, y a 5€ la cajetilla de tabaco, a una no le queda más remedio que entregarse a la virtud. ¡Cáspita! , este tiene pinta de que va a ser un gran año.

Espero que este nuevo y saludable estilo de vida traiga solo otros virtuosismos siempre añorados en el pasado. Basta ya de vivir deprisa, de ser seres independientes, insolidarios, egoístas, individualistas…. Aprovecharé las horas que ya paso en la cola del INEM para pensar y reflexionar sobre la existencia, en hacia dónde voy o lo que quiero ser… Me preocuparé por mi compañero de al lado, le conoceré, le ayudaré, le tenderé mi mano… Quién sabe si no podremos emprender juntos el alegre camino que va desde la esperanza por un nuevo trabajo hasta Cáritas… ya no a dejar ropa, sino a recogerla. ¡Que luego digan que cualquier tiempo pasado fue mejor…! Ni en mis mejores sueños habría yo tenido ropa sin pagar… Sin duda este será un gran año.

Y ya que estamos, apagaré la televisión, que adormece, y la calefacción, que calienta el planeta, y el frigorífico, claro, que ya no hay comida que refrigerar, y la luz de casa, que ya me apaño con la que llega de la cúpula del milenio… Y así, a lo mejor, me da hasta para ahorrar y que no me echen de mi casa como a más de 500 familias cada día… Y así, a lo mejor, hasta puedo vivir, no como todas aquellas personas que se han quitado ya la vida por culpa de esta mierda de crisis económica abstracta, etérea, de la que nadie es culpable pero todos somos desgraciadamente víctimas por igual.

Sin duda, este será un gran año. Le pido a 2013 la cabeza de Mariano Rajoy, de Lagarde, de Mario Draghi, Botín, Ana Mato, Ana Botella, Cospedal, Cándido, Toxo, Norma Duval, Rodrigo Rato, los que van por el medio del carril bici, Pablo Álvarez Meana, Carlos Herrera, Berlusconi, Ratzinger, Enrique Peña Nieto, Sebastián Piñera, los de amanecer Dorado, Paulo Coelho, El inspector Wiggum y Krusty, León de la Riva, Amancio Ortega, los trolles, los heterotrolles, las bollotrolles, Andrea Fabra, Merkel, Putin, Rosa Díez, Artur Mas, Belén Esteban, Juan Bautista, Juancar y Sofi, Udangarín, Fraga… ¡Ah no! ¡Su cabeza ya la tenemos!

En definitiva deseamos que este 2013, ya que las cosas no van a cambiar desde arriba, por fin las cambiemos desde abajo. Sin duda, este será un gran año.




No hay comentarios:

Publicar un comentario