miércoles, 2 de enero de 2013

La hora del Quemadillo 59

Puede que sea que nos estamos haciendo viejos, pero es que el año 150 después de Ford va a ser idéntico al 149. Qué tempus fugit ni qué carpe diem. ¡Parménides, juntando los dedos a lo señor Burns, se regocija en su tumba!

El año que empieza en dos días será igual que este. ¡Qué digo igual! ¡Va a ser mejor! Así lo anuncian intelectuales de la talla de Mariano Rajoy. ¡Estamos en la senda del crecimiento! ¡Hemos superado la herencia recibida! ¡Compren! ¡Compren! ¡Hagan sus apuestas! La derivada de la historia sigue siendo una constante. ¡La historia ha llegado a su fin!

Deje de fumar, deje de beber, deje de comer carne, de comer vegetales, deje de comer. Muérase. Aprenda a expresarse en 2 caracteres. Mejore su vida sexual: alargue su pene hasta poder ponérselo de bufanda.

Desee la paz en el mundo, que no haya niños muertos. Deséelo como el que habla con Dios, como el que habla con la tele. Compre lotería. No haga nada. No depende de usted, caballero. Usted cambie por dentro. Las revoluciones son para dentro de uno, no para el resto. Contrátese como su propio policía y salga del paro.

¡Pero qué campechano es el Rey, joder!

¡Feliz 150!







No hay comentarios:

Publicar un comentario