miércoles, 26 de diciembre de 2012

La hora del Quemadillo 58


Querida oyente, si nos estás escuchando desde tu búnker atómico antiapocalíptico nos gustaría decirte que al salir vas a encontrarte una horda de zombies hambrientos o un planeta destruido, pero la realidad es que puedes asomarte tranquila y volver de nuevo a este mundo que no se ha acabado (todavía). Es una triste noticia, sobre todo si eres de las que se ha gastado los últimos eurillos en aprovisionarse para tan esperada catástrofe. Aunque, como no hay mal que por bien no venga, ahora puedes donar todas esas latas y demás comestibles no perecederos, que de momento no te van a hacer falta, a un banco de alimentos, ¡que esta semana están más concurridos que nunca!

Sí... tendremos que hacernos a la idea de que el mundo finalmente no ha explosionado en un colorido y punzante cataclismo, con la ilusión que les hacía a algunos. Sin ir más lejos, a Mariano Rajoy que ha trabajado con tesón en pos de este objetivo, ¡que nadie se atreva  a decirle que se ha quedado de brazos cruzados! Nosotras sabemos que has hecho todo lo posible y que seguirás intentándolo por lo menos un par de años más, pero quizás deberías plantearte unos objetivos más modestos... acabar con la civilización humana es una gran meta (sobre todo para alguien que no sabe idiomas).

No te desesperes Mariano ¡lo importante es participar! Y tú has ayudado mucho, ya lo dice Campofrío en su curriculum, en el cuál aparece más de un logro tuyo. Nuestra empresa jamonera favorita nos anima a presumir, como buenos españoles, de todo lo que tenemos. ¡Sí, presumamos ante la prensa internacional de la de millones de dineros públicos que nos hemos gastado en hacer aeropuertos fantasma y también en todo lo que se ha invertido en formar a varias promociones de jóvenes que tienen que abandonar el país, como la mamá de Marco, para buscarse la vida y las oportunidades donde pueda y como pueda! ¡Refocilémonos en el hecho de que con una pensión que no llega ni a la cuantía del salario mínimo interprofesional se están manteniendo a flote tres generaciones en una misma familia! ¡Aplaudamos con fervor el despido de 1800 trabajadores de Campofrío...! ¡Ah no! Eso mejor hacemos como que no ha pasado.
Si después de oír todo esto, encima no te ha tocado ni un reintegro en la lotería de ayer, es normal que se te atragante el chopped que vas a cenar estas fiestas, al igual que muchas familias de nuestro noble reino.

Aunque no todo es tan malo, también hay sitio en el mundo para el sentido común: parece ser que en el país de las banderitas y las hamburguesas se han dado cuenta de que quizás la cantidad ingente de matanzas que sufren son una consecuencia de que el gobierno permita que se vendan armas como caramelos, y este mismo ha decidido tomar medidas. Esta noticia ha disparado las alarmas (y nunca mejor dicho) de todos aquellos ciudadanos norteamericanos que defienden, como Homer Simpson, que una pistola es una herramienta, como un arpón... o un cocodrilo, y se han lanzado a la compra masiva, por si las moscas.

En el otro lado del continente americano también hay novedades aunque no sean tan nuevas. Venezuela ha celebrado sus elecciones regionales de las que, una vez más, ha salido vencedor el carismático y deportivo señor Chavez, de cuyo mandato podremos disfrutar hasta 2019.

Con este panorama mundial, para quien sea creyente o infante solo quedará aferrarse a la ilusión de los Reyes Magos, pero creo que lo van a tener complicado este año para viajar de Cádiz a Belén con el muro que el Estado de Israel tiene en Palestina. Menos mal que para recordarnos la existencia de esta situación tenemos en Valladolid a la Plataforma Solidaria con Palestina, que ha estado realizando esta semana varios actos de boicot contra el Estado de Israel.

En fin, una semana más en este mundo de obsolescencia programada... y hablando de programas, estás escuchando en Onda Expansiva una semana más ¡La Hora del Quemadillo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario