martes, 11 de diciembre de 2012

La hora del Quemadillo 56


Casualidades de la vida, un domingo más  nos toca hablar de nuestra querida patria. Tal vez  sea obra de la inmaculada concepción: si puede preñar de la nada esto es un juego de niños en comparación. Si en mi anterior editorial abría el programa al compás del NO-DO, en esta edición he sentido la tentación de incluir la Marcha Real, pero creo que por ahora os ahorraré la agonía.

Como todo español que no vive en barril de aceite sabe, nuestra constitución cumple treinta y cuatro añitos, ni más ni menos. La que antaño era la niña bonita a la que había que cuidar y mimar pasó rápidamente a ser una prepúber y más tarde una veinteañera cañón que gustaba tanto que casi todo el mundo se la pasaba por donde os podéis imaginar. Mas el tiempo no perdona y nuestra imponente constitución se hace mayor, ahora es una treintañera que no atrae como antes a los que tratan con ella, por lo que decidieron hacerle un pequeño lifting en contra de su voluntad para quitarle un par de arrugas presupuestarias. No se tuvo en cuenta la opinión de nadie para esta operación realizada por los dos grandes de este país; no obstante, los mismos que no pueden respertarla son los que cuando se abre el debate de si hay que modificar la constitución o no se lanzan rápidamente a la negativa esgrimiendo la amplia reflexión que necesita un cambio en nuestra Carta Magna .

Pero para ser Francos, y José Antonios, parece que al PSOE no le acaba de desagradar la idea de una reforma. Se comenta, entre otras cosas, la necesidad de establecer más claramente la sucesión al trono. Uno, que no tiene muchos estudios, en su ignorancia se pregunta qué es lo que hay que aclarar, el heredero me suena que es D. Felipe, así que tal vez se refiera a poner como herederos a los tres reyes magos.

Puede sonar a risa, pero unos señores que tras dos mil años han pasado por orientales, siendo en realidad del reino taifa del PSOE, no son trigo limpio y algún contacto tendrán. Por no hablar de que eso de los regalos y la beneficencia huele a blanqueo de manera exagerada. Seguro que se llevan bien con nuestro querido y recién encarcelado Diaz Ferrán. Sí, ese ejemplo de buen hacer empresarial y azote de los parados que sugería que si hacía falta se fuesen a Polonia a buscar trabajo está entre rejas.

Y siguiendo con Andalucía, que se recupera de su festividad nacional del pasado martes, cómo no comentar la noticia curiosa de la semana. Tras la incautación de una lancha con 2000kg de hachís, un centenar de vecinos de Sanlúcar decidió que la droga estaría en mejores manos si la guardaban ellos, por lo que familias enteras hicieron retroceder a la policía a base de piedras y se incautaron del material. Parece ser que el comentario más oído era que este año sí que habría reyes para los niños del barrio.


Aunque me gustaría detenerme aquí, me temo que no va a poder ser, pues otra semana más el alcalde vuelve a ser protagonista. Ante el estupor de los asistentes, León de la Riva ha ocupado un puesto de presidencia en un acto para jueces en homenaje al ex-presidente de la sala de lo contencioso administrativo. Debido a las causas abiertas con la justicia que tiene nuestro alcalde, muchos jueces han interpretado con indignación, y seguramente con mucha razón, que es un acto de presión hacia ellos y de apoyo al alcalde por parte de las máximas autoridades judiciales de la comunidad. Bien parece ser que el sistema funciona, nos deja a todos con la boca abierta y no nos da tiempo ni a reaccionar, otro logro para nuestra consolidada democracia.

Tras este rápido repaso a la actualidad, empezamos el programa, esperamos que os guste.

Salud y Quemadillo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario