lunes, 12 de noviembre de 2012

La hora del Quemadillo LI


Tras estas semanas de silencio radiofónico, regresamos a la parrilla dominguera, pero vegana, no se nos vaya a enfadar algún quemadillero comeflores o nuestra trovadora. La noche de JALOGÜIN no decepcionó pero provocó cierta amnesia temporal según se sucedían las latas vacías de birra fría. La noche avanzaba e iban degenerando las canciones del karaoke improvisado que nuestra princesa montó en su palacio cuyos muros la verán pasar por allí un año más longeva. Tras arrancarnos con Bustamante y otros temazos de la época dorada de la telebasura musical, llegó el Fary con su Torito guapo, en el que sacamos a relucir nuestro lado más cañí, que parece que también tenemos. Descubrimos que la mítica canción de las Spice Girls no decía “saranananana” o “wachuwanabi”, como habíamos cantado desde pequeñas.

A quien también le gusta dar el cante es a nuestro alcalde, que nos sorprendió con una nueva técnica personal de cortejo, dedicada estrechamente a nuestro querido Pablo Gerbolés. Parece ser que de la Riva prefiere los zapatos planos, que puede que conjunten más con su propio encefalograma. Pero finalmente, en esta partida han ganado las reinas ante el Rey León y su corte, pues el Constitucional ha hecho un jaque mate a todo ese sector de la sociedad que se empeñaba (y desgraciadamente, se seguirá empeñando) en categorizar y jerarquizar las relaciones amorosas según su Santa voluntad.

Como diría la Botella, mezclar peras con manzanas, la Uva ya necesita macedonia aparte. El acto de inauguración de la nueva facultad de Ciencias les costó solo media hora de su tiempo a ciertos politicuchos de medio pelo que exhiben dosis de cinismo a raudales en los dos minutos de odio diarios de los medios de comunicación castellano-leoneses. Menos mal que Sacristán I “el Prudente” zanjó la protesta estudiantil de eslóganes facilones “por la paz y la dignidad de la Universidad”. Nos parece intolerable que el Rector se sepa mejores rimas para los lemas de las manis que nosotros y no nos haya dicho nada. Suponemos que ya que no conocen el software libre, tampoco conocerán las licencias copyleft.

La lista de pecados aumenta con la difamación al torneo del Toro de la Vega de Tordesillas que por lo visto ha provocado que al equipo de gobierno de esa localidad le baile una jota una letra y hayan convertido la palabra EMBISTE en embuste y quieran interponer multas de hasta tres mil euros a quienes osen desacreditar tan noble tradición ancestral y sangrienta. La neolengua eufemística llega también a tierra de vinos y se evitará decir que ese torneo es una tortura salvaje contra un animal indefenso, para sustituirlo por un: “si no te gusta el Toro de la Vega vete a tu puta casa”. Siempre tan finos estos taurófilos. 

Aunque suponemos que para muchos no habría ningún problema en cumplir elegantemente con esta sugerencia, se convierte en algo complicado cuando se carece de dicho elemento fundamental: una vivienda digna en la que quejarte tranquilamente y a gusto, sobre todo porque en la calle esto parece que esto no se puede hacer. Tras varios suicidios, huelgas de hambre y movilizaciones multitudinarias el drama de los desahucios cada vez parece más una esperpéntica tragicomedia. Sin embargo, y a pesar de que la realidad no puede ser más cruda, PP y PSOE prefieren seguir entreteniéndose demonizando a quienes han intentado paliar de alguna manera las situaciones de los afectados, a quienes han decidido luchar contra este gran molino de viento de afiladas aspas. Sí, estamos hablando de los de siempre: el movimiento 15M, los malos de todas las películas. Los inconscientes, los ignorantes y caprichosos activistas que no son capaces de entender que los trapos sucios los partidos prefieren lavarlos en casa.

Por todo esto y más el 14N intentaremos poner las cartas sobre la mesa. La Huelga General será una efectiva herramienta de presión si no desconfiamos de su poder. No consumas, no trabajes, no uses el transporte público… pero sobre todo, ¡no te quedes en casa, no te conformes y no te calles!

Huracanes, elecciones, mucha crisis y un posible apocalipsis zombie bastante palpable (tanto cerebro derretido ya empieza a ser sospechoso) nos anuncian que queda poco para el fin del mundo. Pero mientras llega el acontecimiento final que anunciaban, con tanta antelación y prisa, los mayas, no os perdáis nuestro programa de hoy que viene cargado de cosas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario